Saltar al contenido

“Fui con Sandra por recomendación de una amiga, ya que había escuchado que la acupuntura ayuda mucho en procesos de infertilidad. No me imaginé los increíble que iba a ser su apoyo y compañía hasta que lo viví. Durante cada proceso de inseminación artificial, y con mi In Vitro, fui con ella en cuanto empezaba las hormonas.

Entre otras cosas, me ayudaba a aumentar la función de las hormonas, y a reducir los síntomas secundarios, así como, a favorecer la maduración de los óvulos. La acupuntura y las flores de Bach, también fueron herramientas claves, ya que me acompañaba emocionalmente de una forma increíble.

Puedo decir, que esperaba con ansias nuestra siguiente cita, porque además de todo lo que me ayudaba física y emocionalmente, es una persona que te transmite muchísima calidez y paz.

No la podría recomendar más, para mí fue un pilar bien importante en mis tratamientos”.